El cociente intelectual al servicio de la inteligencia emocional

  • La inteligencia emocional te dice cómo puedes aplicar tu inteligencia.
  • ¿Cuál es la diferencia entre promedio y sobresaliente? La inteligencia emocional.
  • Tu próximo trabajo puede depender de depender de tu inteligencia emocional … y no de tu cociente de inteligencia.

Siempre que he escuchado que el coeficiente intelectual no lo es todo y que es más importante la inteligencia emocional, me ha dado la sensación de que es la típica frase que se dice alguien que no ha sacado una puntuación alta en alguno de esos tests.

Pero puede entenderse, como coloquialmente se dice, ser listo con los libro o ser listo en la calle. Ser listo delante de un libro no significa que sepas aplicar esa inteligencia a tu vida.

Sin embargo, Daniel Goleman aporta algo de luz al tema: Desde que empecé a escribir e investigar la inteligencia emocional en los negocios, descubrí que los datos apoyan esta idea.

En un reciente estudio, que me ha sorprendido, los ingenieros, los programadores de software, etc. fueron evaluados por sus compañeros, personas que trabajan con ellos día a día, en lo exitosos que son en lo que hacen. Esto resulta ser uno de los predictores más fuertes del éxito en cualquier campo. Y está correlacionado con el cociente intelectual por un lado y la inteligencia emocional por otro. Y cuando digo inteligencia emocional, es que fueron evaluados globalmente en las 12 competencias clave de inteligencia emocional que distinguen a los artistas estrella del promedio.

La sorpresa fue esta: el cociente intelectual correlacionó cero, no tuvo nada que ver con su éxito según la clasificación de los compañeros. La inteligencia emocional correlacionó muy, muy alto. Bueno, ¿por qué esto es así? Bien, considera esto: para ser un ingeniero, debes tener un coeficiente de inteligencia por encima de la media, es decir, un coeficiente intelectual de aproximadamente 115. Y otro artículo reciente muestra que no hay relación entre el éxito profesional y un cociente intelectual superior a 120.

La razón es esta: hay un fuerte efecto suelo para el IQ en cualquier rol. Todos los ingenieros tienen un CI de 115 o más, por lo que el rango de variación es muy reducido para un IQ y el éxito. La inteligencia emocional, sin embargo, varía radicalmente. Entonces, inteligencia emocional significa cómo te gestionas a ti mismo. ¿Puedes trabajar para alcanzar tus objetivos a pesar de los obstáculos? ¿Te rindes demasiado pronto? ¿Tiene una perspectiva negativa o una perspectiva positiva? Estas son todas las competencias de la inteligencia emocional que importan para el éxito.

el cociente intelectual correlacionó cero, no tuvo nada que ver con su éxito según la clasificación de los compañeros. La inteligencia emocional correlacionó muy, muy alto.

Luego están las competencias relacionales: ¿Puedes sintonizar con otras personas? ¿Notaste a otras personas? Recuerdo haber escuchado acerca de dos graduados del MIT que ingresaron en una compañía de tecnología gigante, uno de ellos se dirigió a otros miembros de su equipo y preguntó: “¿Qué estáis haciendo? ¿Cómo puedo ayudar?” El otro se quedó en su oficina y escribió código todo el día. Está muy claro quién iba a salir adelante, era el que quería ser un jugador de equipo. Ya no escribes código en aislamiento, todos trabajan en proyectos en grupo. Puedes escribir el código pero debes coordinar el código. Tienes que influir, tienes que persuadir, tienes que ser un buen miembro del equipo. Todas estas son competencias de la inteligencia emocional que distinguen a los mediocres de los que destacan.

Entonces, cuando lo piensas de esta manera, tiene sentido que incluso entre los ingenieros, la inteligencia emocional prediga quién es una estrella y quién es mediocre. Y cuando piensas en esto a nivel de organización, significa que quieres estar seguro de incluir la inteligencia emocional cuando consideres contratar a personas. Tengo un amigo en una empresa de reclutamiento ejecutivo que se especializa en empleados de nivel C, directores generales, directores financieros, etc.

Una vez hicieron un estudio interno de personas que habían recomendado que resultaron ser malas y fueron tan malas que fueron despedidas. Así que estos fueron fracasos, se sorprendieron al tener fallos, pero cuando miraron con más atención se dieron cuenta de que eran personas que fueron contratadas por experiencia comercial y coeficiente de inteligencia y despedidas debido a una deficiencia en inteligencia emocional, por lo que hoy en día es más importante que nunca. Y por lo tanto, se debe tener en cuenta en la contratación y en la promoción de las personas.

Y debería ser parte de RRHH. Debería ser lo que ayudas a las personas a desarrollar sus fortalezas. Porque las buenas noticias sobre la inteligencia emocional son: se aprende y se puede aprender, y se puede actualizar en cualquier momento de la vida si estás motivado.

La potencia sin control no sirve de nada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here