Una controvertida teoría afirma que el pasado, el presente y el futuro existen al mismo tiempo

Nuestra experiencia del tiempo puede ocultarnos su verdadera naturaleza, dicen los científicos.

  • Puede que el tiempo no pase, dice la Teoría del Universo de Bloque (o bloque de tiempo).
  • Viajar en el tiempo puede ser posible.
  • La percepción del tiempo es probable que sea relativa a uno mismo y limitada.

Parece que percibimos que el tiempo pasa en una dirección. Después de todo, no podemos simplemente ir al futuro o volver a visitar nuestro pasado si así lo queremos. Cada minuto de cada día parece movernos hacia adelante, arrastrándonos a través de nuestras vidas hacia una desaparición inexorable. Al menos eso es lo que nos dice la experiencia convencional del tiempo. Pero, ¿y si tu presente, pasado y futuro ya existieran? El tiempo, desde ese punto de vista, no fluiría.

La teoría del universo de bloques dice que nuestro universo puede ser visto como un bloque espacial tetradimensional gigante que contiene todas las cosas que suceden, explica la Dra. Kristie Miller, directora conjunta del Centro para el Tiempo de la Universidad de Sydney.

En el universo de bloques, no hay “ahora” ni presente. Todos los momentos que existen son solo relativos entre sí dentro de las tres dimensiones espaciales y una dimensión de tiempo. Tu sentido del presente solo refleja en qué parte del universo de bloques estás en ese instante. El “pasado” es solo una porción del universo en una ubicación anterior, mientras que el “futuro” está en una ubicación posterior.

Entonces, ¿es el tiempo solo un elaborado truco mental? Y más importante: ¿es posible viajar en el tiempo?

La respuesta del Dr. Miller es “sí”. Por supuesto, solo hipotéticamente, ya que tendríamos que averiguar primero cómo viajar a “un porcentaje razonable de la velocidad de la luz”. Ir al pasado implicaría el uso de agujeros de gusano, como “atajos a través del espacio-tiempo”.

Diagrama de bloque de universo.

Ahora bien, si lográramos volver al pasado, no podríamos cambiarlo. Esto se debe a que nuestro pasado es a la vez el futuro de otra persona. Entonces, si viajamos al pasado, estamos haciendo que ese futuro sea como es. Así que no debemos preocuparnos por las “paradojas del abuelo”: nuestra máquina del tiempo ya se ha incorporado al esquema de las cosas.

“Si viajo al pasado, soy parte del pasado. Es importante destacar que siempre he sido parte del pasado”.

Es más, tal vez el pasado ya ha sido alterado por los viajeros en el tiempo. ¿Cómo podríamos saber si no se ha cambiado? “Por lo que sabemos, la razón por la que el pasado es como es, se debe en parte a la presencia de viajeros en el tiempo”, agrega Miller.

Según esta lógica, lo que hagas mañana lo harás de la forma en que lo es, cumpliendo un determinado destino escrito en el tiempo, que en sí mismo es más una ilusión que una propiedad fundamental de la naturaleza.

Ciertamente, con tales afirmaciones, la teoría del universo de bloques tiene sus detractores. Una gran crítica es que el futuro no debería existir todavía. El físico Lee Smolin escribió que “El futuro no es el ahora real y no puede haber hechos definidos sobre el futuro”. Además, lo que es real es solo “el proceso mediante el cual los eventos futuros se generan a partir de los eventos actuales”.

Otro aspecto negativo de esta idea es si el universo de bloque es estático, ¿cuál es el punto de cualquier cosa? ¿Puedes progresar? Para responder a esto podemos usar el modelo del “universo de bloques evolutivo” que ve el bloque del espacio-tiempo universal yendo hacia adelante en lugar de permanecer estático. “La indefinición del futuro cambia a la definición del pasado”, como lo describió el cosmólogo George Ellis. Bajo ese modelo, la parte cambiante sería el futuro.

Si bien los debates continuarán, la teoría del universo de bloques es uno de los enfoques más prometedores que puede conciliar la visión cosmológica del tiempo con nuestra experiencia cotidiana. Lo que puede ser cierto: el tiempo es mucho más de lo que parece ser. Desentrañar sus misterios es esencial para comprender la experiencia humana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here