10 horas de sonido de fondo del océano ártico congelado, de hielo resquebrajándose, de nieve cayendo, de un rompehielos polar en reposo y el sonido distante del viento azotando.

Ruido blanco creado con sonidos generados por el viento y la nieve cayendo, combinados con el sonido profundo de baja frecuencia con ondas delta producidas por el poderoso motor al ralentí del rompehielos, grabado a una frecuencia de entre 96 kHz – 24 bit, diseñado para la relajación, meditación, estudio y sueño.

Vídeo.