La mujer que es alérgica al agua

0

En un capítulo más de las alergias raras, nos encontramos con Rachel, una mujer inglesa que tiene alergia al agua, un tipo de alergia solo superable por la alergia al oxígeno.

¿Cómo es vivir con alergia al agua? Según cuenta, bañarse es una agonía, y sus propias lágrimas le queman la cara. Si bebe un baso de agua, nota cómo en su garganta aparecen ampollas que siente como agujas punzantes. Si empieza a llover, las gotas de lluvia son como punzones que le queman.

Una piscina llena de agua
Una piscina llena de agua

Cualquier contacto con el agua, incluso con su propio sudor, le provoca un hinchazón y un picor doloroso que le dura horas. Este proceso le sienta como si hubiera corrido un maratón, y dice que lloraría después pero si lo hace se le hincha la cara.

Cómo sobrevive a esta alergia al agua?

El agua que compone su cuerpo no es problema, pero si el el contacto con su piel. Todo tipo de agua le produce alergia, agua destilada, agua salada y agua a cualquier temperatura. Y vive de la siguiente forma: aguantando el dolor cada vez que bebe o se lava.

Para evitar la exposición se ducha una vez a la semana, no hace ejercicio físico, lleva ropas ligeras para no sudar y bebe mucha leche porque la alergia es mucho menor que con el agua.

Mujer bajo la lluvia
Mujer bajo la lluvia

Desde el punto de vistas médico, no se sabe exactamente qué produce esta alergia, pero hay avances lentos con nuevos medicamentos que parecen mejorar las condiciones de vida de estos pacientes.

En cuanto a qué considera Rachel un buen tratamiento: “me gustaría poder ir a nadar a una piscina e ir a bailar bajo la lluvia”.