El tiempo no existe fuera de nuestra mente según una nueva teoría

0

Hasta ahora sabíamos por la teoría de la relatividad de Einstein el tiempo es relativo al observador. Pero este nuevo trabajo va un paso más allá afirmando que es el propio observador el que lo crea.

Nosotros experimentamos el tiempo de muchas formas. Cuando somo niños un año es eterno y a medida que crecemos cada vez pasan más rápido. Un día no tienes tiempo suficiente y al siguiente te sobra. Y sin embargo, nos sintamos como nos sintamos parece que avanza inexorablemente sin nada que podamos hacer.

Pero es posible que esta experiencia que todos compartimos no sea tal cosa. Un nuevo paper publicado por Annalen der Physik, la revista científica conocida por, entre otras cosas, haber publicado las teorías de la relatividad especial y general de Einstein, concluye que el tiempo no es una fuerza exterior a nosotros, sino un fenómeno creado por el observador. En resumen, que cada uno se crea su propio tiempo.

Los autores del trabajo, el biólogo Robert Lanza y el físico Dimitriy Podolskiy, señalan el acertijo de que a pesar de que experimentamos el tiempo solo en una dirección, la mayoría de físicos creen que el tiempo debería funcionar de la misma forma tanto hacia adelante como hacia atrás. Desentrañar este acertijo requiere resolver las contradicciones entre la relatividad general y la mecánica cuántica.

Una opinión popular entre la comunidad de físicos es que el tiempo en sí mismo es un producto relacionado con la “decoherencia” o “el colapso de la función de onda” de la gravedad cuántica. Este proceso, que se describe a través de la Ecuación de Wheeler-DeWhitt, es el que se ha probado y concluye que los efectos de la gravedad son muy lentos para explicar la aparición de la “flecha del tiempo”. Por el contrario, los autores proponen que la creación del tiempo depende del observador.

En sus trabajos sobre la relatividad, Einstein mostró que el tiempo es relativo al observador, pero este paper da un paso más allá, argumentando que el observador es el que lo crea.

Lanza ve la experiencia del tiempo unida a la habilidad del observador en crear memorias: “la aparición de la flecha del tiempo está relacionada con la habilidad del observador de preservar información sobre eventos. Esto es, el proceso de envejecer está relacionado con nuestra habilidad de recordar. Un observador sin cerebro no experimentará el tiempo o el envejecimiento.

El propio Einstein dijo sobre la muerte de su amigo:

Besso ha partido de este extraño mundo un poco antes que yo. Eso no significa nada. Gente como nosotros, que cree en las leyes físicas, sabe que la diferencia entre pasado, presente y futuro es solo una ilusión obstinadamente persistente.