¿El dinero da la felicidad?

0

cazando billetes

Un sueldo anual de 75.000 dólares trae felicidad y un completo bienestar emocional, pero un sueldo mayor no añade más felicidad.

Este es el resultado de un estudio de Princeton realizado entre 450.000 individuos, cuya principal conclusión es que el dinero compra felicidad hasta un límite definido.

El efecto del dinero en la dimensión emocional del bienestar se sacia por completo con un sueldo anual de 75.000 dólares.

Los investigadores se centraron en medir el bienestar emocional en lugar del estilo de vida. El bienestar emocional es lo que más identificamos con felicidad. Implica las experiencias emocionales que tenemos diariamente como estar satisfecho, triste, frustrado, fascinado, solo, etc.

En otras palabras, cuando hablamos de dinero, hay un límite invisible en lo que se refiere a traernos más felicidad. Esto tiene sentido. Si no puedes permitirte una casa decente o suficiente comida para tu familia, un aumento de dinero mejora sustancialmente tu situación.

Pero son pocos los que asegurarán que los mejores momentos de su vida se han dado cuando han tenido más dinero.

Si pasas a ganar el doble, pongamos $150.000, probablemente aumentará la valoración intelectual de tu vida, pero doblar tu salario no te traerá necesariamente más felicidad en el día a día. No te hará ir más motivado a tu trabajo o sentirte más cercano a tu familia y amigos.