Cómo tratar las quemaduras de sol

0

¿Te has olvidado darte la crema protectora contra el sol y te has quemado la piel? ¿Tienes la piel tan enrojecida que parece un cangrejo? Aquí tienes algunas técnicas y remedios caseros contra las quemaduras de piel.

Pasos para tratar y aliviar las quemaduras producidad por una larga exposición al sol sin la protección adecuada:

1-. Tomar un analgésico que no necesite receta. El ibuprofeno, el paracetamol y la aspirina son opciones populares. Estos pueden ayudar a reducir la inflamación alrededor de la quemadura solar, así como disminuir el dolor.

  • No les dé aspirina a los niños. En su lugar, opta por algo que esté específicamente comercializado para niños como acetaminofén.
  • Si no dispones de aloe vera, crema de cortisona, o cualquier otro agente calmante tópico para la piel, puedes hacer una pasta anti-inflamatoria con aspirina. Basta con aplastar a un par de aspirinas hasta hacerlas polvo lo más fino que puedas y a continuación agregar agua, unas cuantas gotas cada vez hasta que se convierta en una pasta pegajosa. Aplicar sobre las zonas afectadas.

2-. Toma un baño o una ducha fría. Ajuste el agua a una temperatura fresca – justo debajo de agua tibia – (es decir, que no esté tan fría que te haga tiritar), y relajate durante 10 a 20 minutos. La temperatura aliviará el dolor, y el agua evitará que tu piel se irrite. Repitelo tantas veces como lo necesites.

  • Evita el uso de jabón, aceites de baño, u otros jabones cuando te bañes, ya que va a irritarte la piel y posiblemente sea aún peor.
  • Si tienes ampollas que se forman en la piel, toma un baño en lugar de ducharte. La presión de la ducha podría hacer estallar las ampollas.
  • Al salir, no te frotes la piel seca con una toalla. En su lugar, deje secar al aire, o acaricia con la toalla la piel con movimientos pequeños y suaves.

3-. Aplica compresas frías sobre la piel. Si estás en una situación donde no es posible bañarse, o simplemente prefieres no hacerlo, puedes aplicar compresas de agua fría sobre la piel. Humedece un paño u otra pieza de tela con agua fría, y colocala sobre el área afectada durante 20 a 30 minutos. Re-húmedecel que tan a menudo como sea necesario.

4-. Aplica aloe vera sobre la piel quemada. Puede comprar geles o lociones que contengan aloe vera en la mayoría de las tiendas, o se puede cortar un trozo de la planta en sí, si la tienes disponbible. La Aloe comprada en la tienda no te pica sin embargo.

  • Usando las yemas de los dedos, aplica suavemente el aloe a la quemadura de sol.
  • No frotes ni expandas toda la crema como si se fuera una loción normal. Dejalo un poco pegajoso y húmedo en la parte superior de la quemadura – esto ayuda a evitar que la piel se seque y esté cada vez más irritada.
  • Vuelve a aplicar cuantas veces sea necesario.

5-. Tratar la inflamación con crema de cortisona (opcional). Las cremas de cortisona contienen una pequeña dosis de esteroides que pueden trabajar para reducir la inflamación de la quemadura de sol. Puede encontrarla en dosis bajas, en tubos en el mostrador de tu farmacia o el supermercado local. Busca hidrocortisona o algo similar.

  • No utilices crema de cortisona en los niños pequeños.

6-. Tratar las ampollas. Si lu quemadura solar es grave, podrías notar que comienzan a formarse ampollas. Esto es lo que hay que hacer al respecto:

  • La mayoría de las ampollas no hayq ue hacerlas estallar. Hacerlas estallar antes de tiempo puede ser doloroso, y puede dar lugar a una infección y a la cicatrización. No deberín durar más de unos pocos días – consigue la determinación para apretar los dientes y tratar con ellas mientras desaparecen.
  • Sin embargo, si tienes una ampolla grande que necesita ser explotada, hazlo en condiciones higiénicas. Esterilice una aguja con alcohol y agua, y haz un pequeño agujero en el borde de la ampolla. Una vez que haya drenado todo el fluido, seque el área con una gasa limpia.
  • Lávate las manos con agua y jabón antes de tocar las ampollas. De nuevo, esto es para prevenir la infección.
  • Aplique el aloe vera, como se hace en el paso anterior.
  • Considera el uso de una pomada antibiótica (como polimixina B o bacitracina) en las ampollas si se sospecha infección. La infección puede manifestarse como un mal olor, pus amarilla, enrojecimiento o irritación extra alrededor de la piel. (Ten en cuenta que algunas personas son alérgicas a estos ungüentos -. Hacer una “prueba de parche” en un área no afectada primero y asegúrate de que no tienes una mala reacción
  • No arrancar la piel de sobra de las ampollas abiertas. Se va a caer muy pronto – no te arriesgues a irritar tu piel aún más ahora.
  • Cubre las ampollas con un vendaje de gasa flojo y envuelto. Después de aplicar el aloe vera o ungüento en el área, colocar un vendaje sobre ella para evitar rozaduras con la ropa o cualquier otra cosa.
  • Cambia el vendaje una vez al día, o después de que se moje o ensucie.

7-. Usa ropa suelta de algodón sobre las zonas quemadas por el sol. Las camisetas sueltas y los pantalones de pijama de algodón son las prendas ideales para usar mientras nos estamos recuperando de una quemadura de sol. Si no puedes usar eso, por lo menos trata de asegurarte de que tus prendas son de algodón (que permite que tu piel “respire”) y lo más suaves posible.

8-. Bebe abundante agua. Las quemaduras de sol pueden ser deshidratantes, así que es importante para contrarrestar esta situación beber mucha agua mientras te recuperas. 8 vasos que contienen 250 ml de agua cada día (o incluso un poco más).

9-. Protegete la piel quemada si vas fuera. Idealmente, debes quedarte a la sombra o usar ropa sobre las zonas afectadas si vas a salir a la luz del sol. Si no puedes evitar la exposición de tu piel, sin embargo, aplica una fina capa de aloe vera sobre la quemadura, a continuación, ponte protector solar SPF 45 en la parte superior para evitar daños mayores.

10-. Aplica crema hidratante sin perfume en tu piel cuando empiece a cicatrizar. Cuando ya no tengas ampollas abiertas, o el enrojecimiento de la quemadura solar haya disminuido un poco, trata la piel dañada con un poco de atención. Aplica una crema hidratante sin olor en las zonas quemadas por el sol durante los próximos días o semanas para evitar la descamación y la irritación.

11-. Sepa cómo reconocer una infección. Si estás experimentando estos síntomas, tu piel puede estar infectada. El tratamiento puede requerir el uso de una crema antibiótica (ver paso 6) o de atención médica:

  • Aumento del dolor, hinchazón, enrojecimiento o calor alrededor de la ampolla.
  • Rayas rojas que se extienden desde la ampolla.
  • El drenaje de pus de la ampolla aumenta.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello, la axila o la ingle.
  • Fiebre.

12-. Sepa cuándo es necesario consultar a un médico. Si estás experimentando los síntomas siguientes en relación con tu quemadura, busca atención médica inmediatamente:

  • Sensación de mareo o vértigo.
  • Pulso rápido o respiración rápida.
  • Sed extrema, ausencia del gasto urinario u ojos hundidos.
  • Piel pálida, fría o húmeda.
  • Náuseas, fiebre, escalofríos o erupción.
  • Le duelen los ojos y son sensibles a la luz.
  • Ampollas grandes y dolorosas.

Remedios caseros para las quemaduras del sol

Estos remedios caseros no están verificados por fuentes médicas, pero algunas personas afirman que funcionan. Aplica estos remedios bajo tu propia responsabilidad:

1-. Utiliza el limpiador facial Noxzema. Noxzema fue concebido originalmente para proporcionar un alivio de las quemaduras solares. Esto es lo que debes hacer:

  • Compra un contenedor de 334mL (no bomba) de Noxzema crema fría original. Esta fórmula particular es mucho más eficaz que las otros. Cuesta alrededor de $ 10.06 USD – 8 euros.
  • Inicia la aplicación de Noxzema tan pronto como llegues a casa y sospeches que te has quemado. No esperes a ver si se pone roja.
  • Aplica una capa gruesa de Noxzema a la zona afectada. Deberías ser capaz de ver una capa de color blanco. Dejar reposar.
  • Cuando la mayoría de la humedad haya sido absorbida por la piel dañada, aplica más Noxzema en la parte superior. No enjuagar ya que al hacerlo sólo se secará la piel hacia fuera.
  • Continuar aplicando Noxzema cada 2 – 8 horas, dependiendo de la severidad de la quemadura.

2-. El Método del Té:

  • Prepara 3 ó 4 bolsitas de té en una jarra de agua caliente. Cuando el té sea casi negro, retira las bolsitas de té y dejalo enfriar a temperatura ambiente.
  • Frota suavemente la quemadura con un paño empapado en el té. Aplicar canto más, mejor. Si la quemadura es muy mala, sólo puedes hacerlo suavemente con las bolsitas de té.
  • Trate de hacer esto antes de acostarte por lo que puedes hacerlo durante la noche. La ducha que te des a la mañana siguiente se notará una gran diferencia.
  • Ten cuidado con la ropa ya que esto puede manchar.

3-. Utiliza un paño frío y húmedo con leche descremada en los lugares quemados. La frialdad saca el fuergo inicial, y la leche crea una película de proteínas que ayuda a aliviar el malestar posterior.

4-. Si la quemadura es muy reciente (sigue roja y no harinosa), aplicar el jugo de un tomate a tu piel. El jugo de tomate es ácido, pero no hace daño y ayuda a la rojez.

5-. Inenta caléndula pomada. La pomada de caléndula también es un tratamiento muy eficaz, especialmente buena para las quemaduras graves con ampollas. Lo puedes encontrar en una tienda naturista.

6-. Aplica loción de hamamelis. Es una alternativa buena al aloe.

7-. A nos ser que tengas abrasiones en la piel quemada, tratala de vinagre. Mezclar en una dilución de 50 a 50 con agua fría, remojar las toallas en la solución y ponerla sobre las quemaduras. El olor se desvanece casi por completo de tu piel después de una hora.

8-. Añade ½ taza de bicarbonato de sodio o un poco de avena a un baño. Esto ayudará a reducir la hinchazón.

9-. Prueba el método del albaricoque.

  • Pelar y triturar 3-4 albaricoques.
  • Aplicar la mezcla en la quemadura y dejar actuar durante 15 minutos.
  • Lavar con agua tibia.

10-. Prueba el método de la clara de huevo. Esto puede ayudarte a dormir dormir un poco más a pesar de la quemadura de sol.

  • Separa un huevo y pon la clara en un tazón. Batir hasta que se monte.
  • Aplícalo en las zonas afectadas. Inmediatamente, cubre las zonas afectadas.
  • Métete en la cama a dormir. La clara de huevo debe dar suficiente alivio para conciliar el sueño.
  • Por la mañana, quitate el pijama y toma una ducha. Lava los pijamas y sábanas para eliminar el huevo.

Consejos

  • Es una buena idea comprar un protector solar resistente al agua y aplicarlo generosamente si crees que vas a ir al agua. Esto es para asegurar que estás preparado para situaciones como la de un baño espontáneo en la piscina o el bromista que piensa que es divertido tirarte agua.
  • Evita el uso de la lana o fibras sintéticas sobre una quemadura de sol. Estarás más cómodo con la ropa suelta o sin ropa en el área afectada.
  • No dejes que tus amigos toquen o golpeen la quemadura. A pesar de que podrían encontrar divertido dejar una huella en tu piel, terminará perjudicando mucho a la herida.
  • Por lo general, las quemaduras solares no requieren atención médica. Sin embargo, si se tienes fiebre consulta a un médico, ya que indicaría un posible golpe de calor.

Precauciones y avisos

  • Evita el uso de cremas que contengan benzocaína, lidocaína o petróleo (como vaselina).
  • Mientras que las quemaduras solares están relacionadas con el melanoma (la forma más mortífera de cáncer de piel), la exposición regular al sol que no da lugar a quemaduras sigue causando daños en la piel y aumenta el riesgo de otros tipos de cáncer de piel.
  • Es posible, aunque poco frecuente, tener quemaduras de tercer grado del sol. Si sospechsa que esto podría haberte sucedido, ve a un médico inmediatamente.
  • Debido a que las quemaduras de sol no son los únicos problemas que puede causar el sol, debes también comprobar los síntomas de agotamiento por calor.
  • Presta mucha atención a cualquier medicamento, incluyendo remedios de hierbas y aceites esenciales que muestran un aumento de la sensibilidad a la luz solar como un efecto secundario.
  • No tomes una ducha de agua caliente cuando tienes una quemadura de sol.
  • No te toques, rasques, o muevas o quites la piel quemada por el sol. Esto causará aún más irritación. Al quitar la piel quemada, no vas a descubrir un bronceado, ni que el “pelado” vaya a ser más rápido.
  • No te pongas hielo en la quemadura. Una buena mayoría de la gente piensa que ayuda, pero la aplicación de hielo a una quemadura solar es como tener una “quemadura de hielo”, que puede ser casi tan doloroso como las quemaduras solares. Además, sólo enfría las áreas alrededor de la quemadura.
  • Ten cuidado con la aplicación de vinagre en heridas abiertas o en áreas que hayan sido recién afeitadas. El vinagre “picará” si se aplica a estas áreas.