Subiendo a un tren en marcha

Este hombre tenía más o menos siete extrañas bolsas para cargar en el tren en menos de un minuto. El tren llevaba dos horas de retraso y no tenía tiempo de parar. Que no pare no significa que no puedan subir en marcha, primero la mujer, y luego el hombre, detrás de las bolsas.

La escena ocurre en Rangoon, Burma.

Enlace al vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *