El futuro cercano de los coches

0

La mayoría de nosotros que vimos “El coche fantástico”Knight Rider – de niños imaginábamos que en 2011 estaríamos conduciendo coches elegantes, conscientes de sí mismo como KITT – coches que nos llevarían sin problemas de A a B soltando algunas frases ingeniosas.

A pesar de que el futuro todavía no ha llegado, las cosas están empezando a tener un emocionante espacio en lo que se refiere a la tecnología en el automóvil. Los coches conectados están golpeando el mercado de consumo en un segmento de precios que los hace una opción realista para muchos. Una predicción ve “cerca de la saturación” el mercado de EE.UU. en sólo cuatro años.

Los coches telemáticos (telemática) se vendieron por varios millones en 2010, y se espera que en 2015 alcancen los 30 millones de coches vendidos.

¿Qué podemos esperar de los coches en el futuro?

Es posible que poco a poco se vayan incorporando las tecnologías a los coches que nos permitirán hacer, por ejemplo, algunas de estas cosas:

  • El coche como tarjeta de crédito – Los coches tendrán un dispositivo que les permitirá ir acumulando costes, por ejemplo, de peajes o aparcamientos y al final de mes recibir una factura con todos los gastos de estos servicios. Todo se pagará minuto a minuto automáticamente.
  • Tu garaje como taller de reparaciones a través de Wi-Fi – Imagina que cuando aparcas tu coche en el garaje por la noche se conecta vía wifi para sincronizarse, actualizarse y realizar cualquier operación necesaria.
  • Controlar el coche con la voz – Con aplicaciones ya en funcionamiento desde hace tiempo, es la perfecta utilidad porque permite hacer cosas mientras tenemos las dos manos en el volante. Además, imagina que el coche aprende tus comandos más inusuales, con lo que con el tiempo podrás tener “conversaciones” más naturales.
  • Aplicaciones app para controlar tu coche – que permitirán controlar ciertas cosas de tu coche vía teléfono móvil, como cerrar o abrir el coche o ponerlo en marcha cuando seas capaz de oírlo en la distancia.

Más en Mashable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here