“Let the Right One In” vs “Let Me In”

En el año 2008 apareció la película sueca – y en sueco – “Let the Right One In” y en 2010 se hizo el remake americano “Let me In“.

La versión original, la sueca, la vi en su momento y me impresionó. Desde su guión, si realización, el ambiente de la película, en definitiva, una gran película. Una versión más realista y mucho más interesante de lo que deben ser los vampiros. La película merece mucho la pena. No en vano tiene una nota muy alta en IMDB (8.1) y que extrañamente suele acertar bastante.

La versión americana, “Let me In”, sigue prácticamente el mismo guión con muy pocos cambios, y por supuesto, ninguno a mejor. ¿Qué versión es la mejor?, pues como es lógico, la versión sueca “Let the Right One In”. No solo es mejor, sino muchísimo mejor. Aún así, la versión americana se puede ver bastante bien también.

Por lo tanto, si quieres ver algunas de estas películas, muy recomendables, elige sin duda la original. Después, como mera curiosidad, la americana.

2 Comentarios

  1. Pues a mi me gusto mas la version americana, tienen mejores efectos, quitaron personajes irelevantes y tuvieron mucho mas presupuesto. Yo se Muchos de nostros despresiamos a los gringos pero debo ser objetivo y recomendar mas la version americana.

  2. Bueno, éste es mi comentario:

    Definitivamente, la versión gringa de este largometraje gozó de mucho más presupuesto y promoción que la versión sueca. Por lo tanto, yo les pregunto, ¿cómo hubiese sido la versión gringa con el mismo presupuesto o menos que con lo que contaban los pobres suecos?

    La película original es una muestra de que se puede hacer un gran filme con poco dinero y recursos. La película gringa es una muestra de que se puede hacer un buen filme con muchísimo dinero y muy poca imaginación (…)

    Para mi gusto y en base a que acabo de ver ambas películas, la versión sueca es por mucho MERJOR que la versión gringa. Además, si leen la novela, notarán que la adaptación es bastante más certera.

    Por último, quisiera indicar: ya es más que obvio que los gringos orgullosos no son capaces de tolerar que los superen en lo único para lo que son buenos: hacer películas. Lo vimos anteriormente con el pésimo remake de REC y ahora con esta película. Su orgullo se vio frustrado y por ello quisieron hacer esta remasterización. Qué triste para ellos el no haberlo superado.

    Saludos y disfruten la original; no las copias caras basadas en lo original.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here