5 formas en que te engaña el sentido común

sentido común engañoAlbert Einstein dijo que el sentido común es el conjunto de perjuicios adquiridos hasta la edad de 18 años. También es el resultado de algunas creencias y estúpidas falacias totalmente adquiridas e incrustadas en el cerebro humano a lo largo de las generaciones, por una u otra razón.

Por esto, podemos enumerar 5 formas en que el sentido común nos engaña diariamente:

  1. Razonamiento parcial – la utilización de argumentos favorables que excluyen u omiten los desfavorables junto con la falta de crítica. Algunos ejemplos de este auto engaño:
    • “la camarera no era maleducada, simplemente tenía un mal día” – cunado en realidad era una auténtica borde.
    • “He sido desagradable con mi novia porque ha llegado tarde” – solo una excusa.
    • “voy a comerme un bollo porque he puesto sacarina en el café” – claro, es lógico.
  2. La falacia regresiva – buscar conexiones donde no las hay, o echarle la culpa a algo que nada tiene que ver, superstición. A lo largo de nuestra evolución nos ha servido para encontrar comida, y en nuestros días para tratar con mucha gente, con grandes cantidades de información o simplemente para intentar averiguar qué está pasando en Lost. Algunos ejemplos de la “falacia regresiva”:
    • “Si esta pata de conejo no da suerte, ¿cómo iba a conseguir ese trabajo?” seguramente lo hubieras conseguido de no llevarla encima.
    • “al ponerme esos calcetines juego mejor al fútbol” – sí si te lo crees.
  3. El atractivo de las probabilidades – Apelar a las probabilidades para que pase algo, por ejemplo:
    • “He comprado un boleto de lotería, ¡a alguien le tiene que tocar!” – a alguien seguro que sí.
    • “Han encontrado un nuevo caso de gripe aviaria en China, voy a evitar todo contacto con cualquier pájaro para que no me contagie” – ¿cuáles son las posibilidades de que el pájaro de tu casa haya venido desde china contagiada de es ave?
    • El caso más extendido de este punto es la querida “Ley de Murphy”: si hay alguna posibilidad de que me pase algo, seguro que me pasa.
  4. La falacia Nirvana – o el error lógico de comparar las cosas normales con algo irreal o alternativas idealizadas. Por ejemplo:
    • “Darle un bocadillo a ese mendigo, como si eso fuera a acabar con la pobreza en el mundo” – seguro que no.
    • “Vivo en el sótano de mis padres mientras espero el trabajo perfecto, la chica perfecta, etc.” – ánimo que ya queda poco.
    • “No voy a votar porque todos los políticos son corruptos, esperaré a que aparezca alguno perfecto” – ánimo.
  5. La Falacia del historiador – o falacia lógica que se produce cuando se da por supuesto que quienes tomaron una decisión en el pasado podían considerar las cosas desde el mismo punto de vista y con la misma información que se tuvo a la hora de discutir la decisión tiempo después. Algunos ejemplos:
    • Haces una inversión arriesgada en bolsa y ganas mucho, todo el mundo te felicita, pero un mes después pierdes todo tu dinero y todo el mundo te llama kamikaze.
    • Es algo que no deja a una persona ponerse en la situación de otra.
    • Atribuimos los motivos actuales para hace o no cuando tratamos de situaciones pasadas con sus propios motivos. ¿Alguien se compraría un piso conociendo lo que se venía encima?

4 Comentarios

  1. “No voy a botar porque todos los políticos son corruptos, esperaré a que aparezca alguno perfecto” – ánimo.

    Votar va con “V”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here