Cómo mentir

Después de conocer cómo detectar mentiras, ahora unos sencillos pasos para mentir sin que se te note:

Pasos:

  • Covéncete a tí­ mismo de que la mentira es verdad. Esto te hará actuar de forma natural, como si dijeras la verdad. El truco está en convencer a tu subconsciente de que estés diciendo la verdad.
  • Practica mintiendo en frente una cámara de ví­deo del espejo.
  • No mentir demasiado o te cojerán. No elabores ni adornes demasiado la mentira.
  • Aprende a relajar tus músculos. Los actores hacen esto para actuar.
  • Cuela la mentira dentro de una conversación ocasional. Es mejor mentir a la persona antes de que te pregunte a tí­. De esta forma, la mente de la ví­ctima tardará horas o dí­as para completar los huecos, y si vuelve a preguntarte por la historia, te será más fácil responder si tu ví­ctima se pone a la defensiva. Si la ví­ctima descubre tu mentira antes de que te expliques, tendrá tiempo para deducir qué ha sucedido antes de que te expliques.
    • Ejemplo: Joe, compañero de cuarto de Bob, entra en la habitación y le dice a Bob, que está viendo la televisión que el perro se ha comido su sandwich cuando lo hizo Joe realmente. Bob va a la cocina y descubre que el sandwich ha desaparecido. Sin embargo, si Joe no le hubiera dicho nada, Bob saldrí­a de la cocina enfadado asumiendo que Joe se habí­a comido el delicioso sandwich, y le pedirí­a explicaciones más enfadado y estarí­a menos receptivo a cualquier explicación de Joe.
  • Mira a la persona que estás mintiendo a los ojos. No mires a tualrededor. Hay muchos mensajes que la gente enví­a subconscientemente al mentir. Aprender cuáles son y cómo evitarlos. La mayorí­a de los detectores profesionales de mentiras (es decir, profesionales de la aplicación de ley) saben cuáles son, y tú debes saberlos también. Los policí­as charlarán primero contigo para establecer cuáles son tus comportamientos “normales”. Cuando entran con el tema serio, buscan cambios en tu comportamiento. Los polí­grafos funcionan la misma manera.
  • Piensa bien la mentira antes de contarla; no improvises nada. Si te cuesta mucho mentir, trata de manipular la verdad.
    • Ejemplo: Q: ¿Sabes donde está John Smith?
      A: No, no sé donde está. (Aunque puedes saber que él está en su casa, no sabes esactamente en que habitación está.)
  • Si sabes que vas a tener que mentir, piensa en algo que sea cierto (lugar, persona, acontecimiento, historia) que se acople a tu mentira y utiliza esos detalles si te preguntan. Esto te da una base donde sujetar la mentira. Cuanto más cosas verdaderas rodeen tu mentira, más probable es que te salga bien.
  • Recuerda una idea básica de la mentira, y si te preguntan cosas concretas, cí­ñete al mismo concepto.
  • Recuerda la mentira original y desarróllala. Decir una mentira es como contar una la historia; tomar el concepto original y ampliarlo cuanto sea necesario. Mantén siempre la mentira sencilla y creible. No añadas detalles opcionales, hace más fácil para que alguien te coja si miente.

Puntos

  • Aprende a ser honesto de modo que nunca tengas que mentir. No es dificil y los resultados son generalmente mejores a largo plazo.
  • No muevas tus pies porque esto demuestra que estás nervioso y puede indicar que mientes.
  • Es más fácil mentir cuando no existe evidencia de que estás mintiendo. Nos mentimos a nosotros mismos a diario de este modo.
  • Es más probable que la gente crea nuestras mentiras si les dices lo que quieren oir. Los polí­ticos y los maridos infieles mienten de esta forma a todas horas.
  • La mejor práctica es observar cómo dices la verdad, y luego imitar eso.
  • Planea la mentira con tiempo.
  • Si estás mintiendo a la autoridad, como padres o profesores, espera repuestas del tipo “¿Estás seguro?” o “¿Me estás mintiendo?” Dar una respuesta incrédula como, “sí­, soy seguro” o “no. Porqué harí­a eso?”
  • Debes tener una buena reputación.
  • No parpadées mucho.
  • Recuerda, no es una mentira si lo crees.
  • Si golpeas ligeramente tus pies mientras mientes, hazlo un poco antes y después de que mientas para que prezca menos sospechoso.
  • Practica expresiones faciales en el espejo.
  • Si estás mintiendo a alguien cercano, se asertivo o agresivo. Oféndete porque piensen que las mentirí­as a ellos. La intimidación es provechosa. Esto no funcionará si no eres generalmente asertivo en una relación.
  • Miente en una pequeñez o juega un poco con alguien. Pero hazlo muy poco convincente. De esta forma, la persona a la que quieres engañar pensará que eres malo mintiendo y cuando realmente le mientas no sospechará.
  • Si detectas que alguien sospecha que mientes, admite algo pequeño o falso. Picarán y creerán que eso era toda la mentira.
  • Es siempre mejor recordar una mentira a lo largo de los años, y hacer referencia a ellla en las conversaciones, como si realmente hubiera sido verdad.
  • Si en algún caso mentir es muy difí­cil, omite ciertas verdades que implican mentir. Es decir, la persona a la que mientes “es la que sacará conclusiones”, así­ que si te acusan después puedes aludir a una mala interpretación de la otra persona.

Advertencias

    • Nunca mientas a los funcionarios (gobierno, policí­a, entrevistas de trabajo serias) a menos que entiendas completamente la situación y estés preparado para aceptar los resultados.
    • En la mayorí­a de los paí­ses, mentir a un oficial de policí­a, o a un juez es una falta seria, ilegal. A menudo, solo conseguirás complicarte más las cosas.
  • Nunca mientas a tu doctor o abogado. Pregúntale si estás hablando como en una relación profesional (doctor-paciente o abogado-cliente). Si dicen sí­, las cosas que dices son confidenciales, y no pueden revelarlas, incluso en un juicio es muy dificil que puedan.
  • No mentir demasiado a menudo.
  • No mentir cuando te estás ocupando de situaciones muy serias, a menos que puedas manejar la presión.
  • Mantener la mentira simple. La complejidad conduce a la confusión.
  • Siempre que sea posible, mete la mentira entre dos verdades. Aún así­ pueden descubrirte, pero te tacharán de ignorante en vez de mentiroso.
  • Nunca mentir con algo que pueda desembocar en daño fí­sico.
  • No intentes saber si tu contrario te ha creido o no. Esto es generalmente muy obvio para ellos.
  • No ponerte demasiado a la defensiva si te acusan de la mentira.
  • La mentira puede destruir totalmente las relaciones, así­ que no mientas a las personas cercanas. Por ejemplo, amigos, compañeros de trabajo, miembros de la familia, vecinos, profesores, novi@s.

Artí­culo original: Cómo mentir