La belleza y el atractivo son relativos

Why I Hate Beauty es un artí­culo escrito en primera persona por Michael Levine y Hara Estroff Marano basado en el estudios de Sara Gutierres y Douglas Kenrick sobre la belleza y el atractivo entre las personas.

Básicamente, la conclusión a la que llegan es que la atracción entre las personas y el grado de atractivo de un individuo están claramente influenciados por el contraste entre su propia belleza y los que las personas que le rodean.

belleza-relativa

Algunas conlusiones que se pueden sacar de esta afirmación, segun el estudio, son:

  • Los hombres están bombardeados continuamente por imágenes de extrema belleza y de mujeres inalcanzables, por lo que les acaba siendo dificil desear y disfrutar de la belleza ordinaria.
  • El efecto contraste: Es el principio de la percepción a través del cual la diferencia entre dos cosas varí­a en función de cómo sean presentadas. Si levantas un objeto ligero y después otro pesado, juzgarás el segundo objeto más pesado que si lo hubieras levantado primero o solo.
  • La valoración del atractivo (el de otros o el nuestro propio) depende de la situación en la que nos encontramos – Por ejemplo, una mujer muy atractiva parecerá mucho menos atractiva si miramos primero otra mujer más atractiva. Si un hombre está hablando con una mujer bella en una fiesta y se les une otra mujer menos bella, la segunda mujer parecerá relativamente fea.

    Al revés también cuenta. Si una mujer atractiva entra en un cuarto con mujeres menos atractivas, parecerá mucho más atractiva.

En un experimento que se realizó en una escuela mayor masculina, enseñaron a los chicos fotos de posibles citas a ciegas con chicas. Si ellos estaban viendo “Los ángeles de Charlie” a la hora de enseñarles las fotos, ellas parecí­an menos atractivas para una cita que si se las enseñaban cuando no estaban viendo nada.

  • Las mujeres que estaban rodeadas de otras mujeres atractivas, bien en carne y hueso, fotografí­as o videos, se consideraban a ellas mismas menos atractivas y menos aptas como pareja. Si hay un número elevado de sujetos atractivos de un mismo sexo disponibles, la valoración que hacen de si mismos como valor de mercado es más baja.
  • Influencia en la pareja – Ser bombardeado con imágenes de mujeres hermosas, o en el caso de las mujeres con hombre socialmente poderosos, no nos hace pensr que nustras parejas son menos atractivas. Sin embargo, ver imágenes sexuales explí­citas si debilita nuestro compromiso con la pareja, debido a que nos hace pensar que nuestras opciones sexuales son mayores. Esto se da posiblemente porque nustros ancestros fueron diseñados para calcular las posibles alternativas de las que disponí­amos y a estimar nuestras opciones relativas de conseguir pareja.
  • Algunas consecuencias son una tendencia al divorcio, ya que un mienbro de la pareja judga muy poco atractivo al otro en comparación con las bellezas a las que le bombardean.

    Otra consecuencia es insatisfacción de muchos solteros rodeados de mujeres que sienten que no hay disponibles posibles citas porque buscan algo similar a las bellezas que ve por la tele y que son totalmente irreales.

Esto puede llevar a que muchos “odien la belleza”, ya que les impide disfrutar de su vida. En el caso del artí­culo mencionado y escrito en primera persona, el protagonista trabaja diariamente rodeado de la élite de la belleza, supermodelos, estilo, etc. lo que le ha probocado el divorcio y la imposibilidad de satisfacer su demanda, por lo que siente que seguirá solo secuestrado por la belleza.

Y es que ya se sabe, los grandes poetas deliraban por La Belleza, los grandes hombres empezaban guerras por ella, las mujeres dedicaban toda su vida a obtenerla y los simples mortales construí­an templos en su honor. Que se lo digan a Sthendal.

Entradas relacionadas en Refugio Antiaéreo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here