Trucos naturales contra pequeñas dolencias

Son 18 pequeños trucos para enseñarle a tu cuerpo. Por ejemplo:

  • ¡Supera tus urgencias más primarias!

    ¿Necesitas orinar? ¿No hay retretes por los alrededores? Ten una fantasí­a con Jessica Simpson. Pensar en el sexo causa preocupación en el cerebro, de modo que no te sientes tan incómodo, comenta el doctor en medicina Larry Lipshultz, jefe de urologí­a en el Colegio de Medicina Baylor. Para obtener mejores resultados, inténtese visualizar mentalmente el video de “These Boots Are Made for Walking” de la Simpson.

  • ¡Despeja tu congestionada nariz!

    Olví­date del utabon. Una forma más rápida y barata de aliviar la presión en tus senos es la de empujar con fuerza y por turnos la lengua contra el cielo de la boca, y luego presionar con un dedo entre las cejas. Esto provoca que el hueso vómer, que recorre el conducto nasal hacia la boca, se mueva hacia delante y hacia atrás, comenta Lisa De Stefano, doctora en osteopatí­a y profesora asistente en el Colegio Osteopático de la Universidad Estatal de Michigan. El movimiento disminuye la congestión; después de 20 segundos sentirás que tus senos empiezan a drenarse.

  • ¡Cura tu dolor de muelas sin abrir la boca!

    Simplemente frota con hielo la palma de tu mano, hazlo sobre el área en forma de V que hay entre el pulgar y el dedo í­ndice. Un estudio canadiense descubrió que esta técnica reducí­a el dolor de muelas casi un 50% en comparación a los que no usaban hielo. Los nervios ubicados en la base de esa V estimulan un área del cerebro que bloquea las señales del dolor que llegan desde la cara y manos.

Primera parte.
Segunda parte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here