Camiseta: “No, no quiero leer tu blog”

6

De vez en cuando aprarecen camisetas con frases que además de buscar la risa y el doble sentido, dan en el clavo:

No, I don’t want to read your blog -No, no quiero leer tu blog-

Los geeks han encontrado en los blogs una herramienta buení­sima para reivindicar su estatus como expertos imprescindibles para manejar el mundo de hoy cada vez más tecnológico y como creadores de una nueva cultura (incluso algunos quieren dominar el mundo) y así­ desligarse del término friki al que estaban relegados hace poco.

Parece que ha llegado su hora, y su reinado en Internet, aprarte de ser fí­sico (ingenieros informáticos, etc.) también pretende tener fuerza moral. Es decir: “Internet es nuestro medio, somos gurús, sabemos qué es lo mejor, así­ que respeta nuestra opinión”. No dudan en decirse una y otra vez que ser geek es guay (a mí­ me gustarí­a ser geek) y que la blogosfera, su arma más sobresaliente, es el quinto poder.

Pero no basta con tener un blog, si quieres que sea un “blog respetable”, tiene que tener unas cualidades especí­ficas determinadas:

  • No tener publicidad
  • Usar herramientas sin la marca Microsoft
  • No utilizar casi imágenes
  • Ni algunos tipos de fuentes
  • Crear tu propio contenido
  • Enlazar cuanto más mejor
  • Ni se te ocurra promocionarlo, por lo menos abiertamente. Es más, si dices que no quieres que lo lea nadie mejor.

En general me parecen buenas pautas. Pero detrás de los ideólogos, vienen los ejecutores “borderlines” o no. Cuando te encuentras con un activismo tan “activo” contra algo que no molesta a nadie (los blogs no cools), produce dos sensaciones que te hacen retroceder y alejarte:

  • soldados que necesitan pertenecer a algo para tapar ciertas cerencias
  • necesidad de compensar rápidamente una carencia anterior

Yo dirí­a que hagas con tu blog lo que quieras. Escribe con “comic sans“, por muchas fotos y scripts, repite las noticias que escriben los demás, comete faltas de ortografí­a, usa msm spaces con Internet Explorer, pon mucha publicidad, sube tus noticias a cualquier página colaborativa, escribe muchos mensajes en otros blogs, ponle IBSN, pero eso sí­, sin dar el coñazo. El spam es incómodo y perjudicial. Seguramente yo no quiera leer tu blog. Pero ten en cuenta que si es interesante, si tiene tirón (nótese que no digo bueno) acabará visitándolo la gente.

La segunda parte de la frase de la camiseta, según pone en la página, es:

No, I don’t want to read your blog, but I hope this doesn’t mean that you’ll stop reading ours! -No, no quiero leer tu blog, pero espero que eso no signifique que dejes de leer el nuestro!-

Moraleja bidimensional: Dejar de dar el coñazo.

Actualización: Se me olvidaba uno de los puntos más importantes para tener un blog “cool”:

“Este blog admite comentarios, pero mientras sean pocos y no me calienten mucho los trolls. En el momento que considere que los comentarios me dan mucha faena me reservo el derecho de quitarlos. Así­ que me hagan el favor de no ir comentando mucho, que saben lo que hay.”

Entradas relacionadas

6 Comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo con esa concepción desenfadada de las bitácoras. Siempre que uno no vaya por ahí­ dando la paliza -porque nunca será bien recibido, ni con los poemarios de adolescencia ni con los blogs-, y se limite a proponer modestamente contenidos que le parecen interesantes, puede hacer con ello lo que considere oportuno, sin atender a prescripciones demasiado rí­gidas que no tienen en cuenta la diversidad de propósitos a los que puede servir un blog. A partir de ahí­, como dirí­a el maestro Eco, cada texto busca (y encuentra) sus propios destinatarios. Blogeemos sin ensimismamiento, pero sin complejos…

  2. Blogueemos como queramos. Quien quiera hacerlo atendiendo a prescripciones rí­gidas lo hará.

    Eco, por otra parte, en un artí­culo publicado hace poco critica la Wikipedia por poco rigurosa; y a pesar de que estoy de acuerdo con lo que dice, menosprecia de alguna forma la inteligencia de sus usuarios: quien quiera fuentes “oficialmente rigurosas”, no utilizará la wikipedia, o si (aunque no se cómo estará el tema de la enseñanza actualmente). Aunque una cosa que dice es muy buena:

    “Soy propenso a no considerar trágico este fenómeno (copiar y pegar) porque también copiar bien es un arte que no es fácil, y un estudiante que copia bien tiene derecho a una buena nota.”

    Pero volviendo a este tema, me referí­a más a los grupos “pseudo-mafiosos” y absurdos que se están formando en la blogosfera (más que a la elección personal), a veces por interés, otras por desubicación y en general por ciertas limitaciones, que pierden un poco la perspectiva por su imitación de lo que creen que dicen los que saben. Y también de la autocomplacencia -infundada- que se respira por esos lares (soy geek y ejerzo el quinto poder: no me refiero a ellos, sino a los que creen hacerlo).

  3. Todo viene del debate que se montó a cuenta de tu posisción en Technorati, enhorabuena y a seguir así­, a ver si no te afecta mucho el cambio de urls que tiene montado Microsoft, y si te animas podrí­as contarnos algún secreto…

  4. No sé, gskinner, creo que no es tan dramático, la blogosfera es tan grande que hay sitio para todos, para los que creen que sólo su blog y su forma de hacerlo vale la pena y para los que no.

    Pero lo cierto es que creo que la idea más aceptada en la blogª es que cada uno puede hacer lo que le plazca con su blog porque nadie te obliga a visitar ningún blog.

    Otra idea aceptada es que si tienes un blog estás expuesto a que te visiten y por tanto te critiquen, si no eres capaz de aceptar crí­ticas, mejor no escribas un blog público.

    Y la última idea aceptada en general es que el spam es malo, nadie quiere ver sus comentarios o su correo de contacto lleno de estúpidos que pretenden aumentar su estadí­sticas a base de técnicas semimafiosas.

    A partir de ahí­ no veo que existan unas reglas para que tu blog sea considerado respetable o no, como muy bien decí­a pejblg “cada texto busca (y encuentra) sus propios destinatarios” así­ que encontrarás tu nicho de respeto y el resto que se busque otro blog.

    Desde luego tienes todo mi respeto y un link permanente en mi blog. Ahora bien, eso no significa que la publicidad en los blogs me deje de parecer espantosa.

  5. Estoy de acuerdo con lo que dices Raul, de hecho las pautas que comento me parecen perfectas, y en concreto la publicidad me parece especialmente desagradable. También estoy de acuerdo con Pejblg (siempre sabias palabras las vuestras) aportando algo de cordura.

    Aunque parezca lo contrario, no me va nada personal y en general tiendo un poco a exagerar. En este tema en concreto no pretendo hacer una valoración general, sino más bien de un caso concreto. Como invitado en la blogosfera que me considero (apenas llevo por aquí­ tres meses) trato de aportar un punto de vista sobre algunos temas que flotan por ahí­, sin pretender nada más que eso (y mucho menos defender mi blog, que más que reflejar algo personal refleja un experimento “general” con el fin de conocer este mundo) a raiz de mi visitadí­simo post (cerca de 1500 visitas ya) “Autobombo: El error de menéame”.

    Supongo que mucha gente “extrapola” su personalidad al blog convirtiéndose en un apéndice de si mismo (que es otro debate que se está tratando últimamente), de ahí­ tanta susceptibilidad, y ataca a todo lo que no le gusta (que no es mi caso) haciendo una “apologí­a de la estupidez” asombrosa, que por otra parte, no me molesta en absoluto.

    Un caso muy gráfico es el de Madrigal, que menospreciaron su blog (un pequeñí­simo grupo) porque no les parecí­a bonito su diseño y sus contenidos eran “poco avanzados”. Increible vamos. Otro caso el de un usuario de menéame que se atrevió a enviar una noticia de su blog y nada más hacerlo le saltaron al cuello (por un usuario perdido de ese grupúsculo seguramente influenciado por otros casos recientes muy distintos, incluyendo el mio).

    Es decir, no me molestan ni los unos ni los otros; me limito a observar y comentar.

    (Estoy intentando recordar alguna cita que explique todo esto en dos frases pero hoy ya es tarde y ha sido un dí­a largo)

    (perdonad por el ladrillo)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here