Puede sorprendernos, pero los humanos no salimos ni siquiera en la lista de los mamíferos que más matan a sus semejantes. Los humanos que vivieron hace 500 – 3000 años tenían una tasa de asesinato que podría llegar al 15 – 30%, sin embargo este nivel ha ido variando con los progresivos cambios socio-políticos.

Pero aunque no estemos en la lista no significa que no podamos ser la especie más letal del planeta. La lista de los animales que más matan a sus semejantes la encabeza el gato de roca:

lista de animales mortiferos

Los primeros puestos de la lista, tras el gato de roca, los ocupan los monos – el cercopiteco de cola roja y el mono azul – seguido por los lémures, dejando a los leónes en el 9º puesto y al oso en el 30.