Si quieres cortar una cuerda sin herramientas, solo con tus propias manos, basta con aplicar un poco de rozamiento como se explica en el vídeo, incluso si la cuerda es muy resistente (heavy duty).

En caso de que la cuerda no sea muy dura, hay otro método que en lugar de hacer movimientos basta con dar un pequeño tirón:

En ambos métodos existe la posibilidad de que la mano “duela” un poco.