A la hora de interpretar y entender un cuadro, y en general, cualquier obra de arte, hay unas normas básicas que podemos seguir para no perdernos si no estamos acostumbrados a este tipo de experiencias.

El autor del vídeo toma como ejemplo el cuadro de Picasso “Pesca nocturna en Antibes” de 1939, y desgrana los pasos a seguir, con explicaciones concretas, para hacer una interpretación general como base a una interpretación propia.

Los pasos que sigue, y que en general se pueden aplicar a cualquier pintura, son 5:

  1. La primera reacción: que es en general la mejor forma de entender cualquier pintura. consiste en describirte a ti mismo los objetos y acciones que ves en el cuadro.
  2. El contenido: qué es lo que hay en el cuadro, por ejemplo, una lámpara que sirve para pescar, un lugar conocido o el tamaño del cuadro.
  3. La forma: el estilo del cuadro y la fase del artista. En este caso Picasso pinta este cuadro después del Guernica y mezcla elementos del cubismo con un énfasis en figuras geométricas, etc.
  4. Contexto histórico: en qué momento de la historia pinta el cuadro. En este caso, justo antes de la Segunda Guerra Mundial.
  5. Contexto personal: aspectos de la vida del artista por los que está pasando en el momento de la pintura.

El vídeo tiene subtítulos automáticos.