Si no te gustan las arañas no veas el siguiente vídeo, que parece el escenario de una película de terror.