Al parecer, Gary Connery es el primer hombre del mundo al que al saltar de un avión no se le abre el paracaídas pero aterriza sin sufrir ningún daño.

A continuación podemos ver el vídeo de la secuencia completa, el salto, la caída y el aterrizaje. Quizá tenga algo que ver ese traje con esa especie de aletas que le ayudan a planear. De cualquier forma, parece increíble.