Según los últimos estudios de la Universidad Johns Hopkins, las dietas tipo Atkins que son dietas altas en grasas y bajas en carbohidratos no dañan el corazón.

“Nuestro estudio debería ayudar a disipar las preocupaciones de que muchas personas que necesitan perder peso tienen sobre la elección de una dieta baja en hidratos de carbono en lugar de una baja en grasas, y ofrecen una garantía de que los dos tipos de dieta son eficaces en la pérdida de peso y que una baja en carbohidratos, no parece plantear ningún riesgo inmediato para la salud vascular. Más personas deberían considerar una dieta baja en hidratos de carbono como una buena opción”

Además, comer grasas de vez en cuando no tiene ningún efecto sobre los vasos sanguíneos. Esto solo es un problema cuando se come grasa de forma habitual. Más en Carbohidratos.