Un nuevo estudio de la Northwestern University encontró una gran diferencia entre la cantidad de televisión y multimedia que consumen niños blancos y no blancos. Los niños negros de entre 8 y 18 consumen un promedio de 13 horas de contenido multimedia al día, alrededor de 4 horas y media más que sus homólogos blancos. En los últimos diez años, este número se ha duplicado en los niños negros y cuadruplicado para los hispanos.

El informe revela que los niños de minorías (en EEUU) pasan una o dos horas más al día viendo televisión y vídeos, aproximadamente una hora más escuchando música, hasta una hora y media más en los ordenadores, y de 30 a 40 minutos más con videojuegos que sus contrapartes blancos.