¿Cómo afecta el alcohol a la toma de decisiones? Parece que somos perfectamente conscientes de las decisiones que tomamos cuando estamos borrachos, lo que sí pasa es que nos importan menos las consecuencias.

Una noche de consumo excesivo de alcohol puede conducir a una mañana de vergonzosas excusas. Una de las favoritas es “Fue el alcohol.” Sin embargo, un nuevo estudio de la Universidad de Missouri de la Facultad de Artes y Ciencias sugiere que en realidad somos muy conscientes de nuestras decisiones a pesar de haber consumido alcohol, por lo que la bebida ya no puede ser una excusa legítima a la que culpar.

El Dr. Bruce Bartholow, autor del estudio, dijo: “No es como si la gente hace cosas borracha porque no son conscientes de su comportamiento, sino que más bien parecen estar menos preocupados de lo habitual por las implicaciones o consecuencias de su comportamiento. “Básicamente, si estás borracho, seguirás siendo consciente de tus errores, pero simplemente no te importará. La cuestión es también si podemos motivarnos para preocuparnos más por las consecuencias cuando estemos borrachos, y esta investigación conducirá a una respuesta.

Por el momento, beber un poco más de la cuenta es esencialmente la creación de una versión de uno mismo que será más feliz tomando decisiones estúpidas. Así que, como siempre, beber con responsabilidad.