En los últimos 15 años, la técnica CGI (imagenes generada por ordenador o efecto especiales) se ha convertido en lo suficientemente buena como para hacer casi cualquier cosa que los escritores se puedan imaginar. Había un cúmulo de cosas por hacer – no sólo en ciencia ficción y en cómics, sino también en epopeyas históricas, por ejemplo la ciudad de Roma, en “Gladiator”. Por último, el espectador puede caminar por una gran ciudad extranjera o por un planeta lejano. La escala ya no era un problema. Los personajes no humanos pueden interactuar con los seres humanos.

Entonces, ¿por qué las películas de Hollywood siguen siendo malas?

Todas esas cosas ya se han hecho. “Avatar” clavó un “planeta alienigena”. “Harry Potter” clavó “la mágica”. “Titanic” clavó “un gran desastre”. “El Señor de los Anillos” clavó “una fantasía épica de guerra”. “Batman” clavó “el héroe de cómic”. El cúmulo de cosas por hacer ya se han hecho. La audiencia ya se puede impresionar por ninguna de estas cosas.

No es barato. Las películas presumían de ser caras. Ahora, las películas importantes tienen un elenco millonario de artistas y animadores. Los créditos de la película “Capitán América” tienen alrededor de 850 personas solo para los efectos secundarios. Cualquier cosa que se ??pueda poner en pantalla, cuesta alrededor de $ 100 millones.

Ese es el problema. La tecnología no hace que las películas sean más baratas de producir. Incluso si todo se hace delante de una pantalla verde, no se ahorrará mucho dinero. (“Sky Captain” se suponía que costaría $ 20 millones, pero terminó costando $ 80 millones.) No estamos viendo buenas películas de $ 20 millones con altos estándares de producción. Las películas que se consideraban ganancias seguras ha bloqueado Hollywood.

Es decir, que a pesar de las nuevas y eficientes tencologías de efectos especiales, la automatización de la producción, y la imaginación de los autores, las películas que quieran tener una calidad excelente siguen siendo igual de caras que las grandes superproducciones.

Más en SD.