Una de las características menos conocidas del VLC Media Player es la capacidad de convertir, codificar y extraer vídeos. La función está integrada en todas las versiones recientes de VLC. Así que, ¿por qué alguien querría convertir o extraer los archivos media con VLC? Una de las razones es que no es necesario instalar otro software para la conversión.

Cómo convertir vídeos con VLC

Abre el VLC y clickea en Medio > Convertir. La pantalla de archivos que aparece se utiliza para agregar archivos multimedia que desees convertir. Basta con hacer clic en el botón Añadir y utilizar el explorador de archivos para agregar un archivo multimedia.

Puedes agregar un archivo de subtítulos o activar el Mostrar más opciones de configuración para mostrar las opciones avanzadas que normalmente no necesitan modificación.

Un clic en la opción Convertir abre el paso final de la configuración. La carpeta de destino y el perfil de conversión se seleccionan en esta pantalla.

VLC ofrece una docena de perfiles para convertir el vídeo seleccionado en otro formato. Los formatos soportados son, entre otros, mp4, WebM, ts y ogg. También tenemos opciones para convertir sólo la fuente de audio o crear perfiles personalizados de transcodificación.

Si hacemos un Nuevo perfil se abre una pantalla de configuración donde podemos crear otro perfil de conversión para otros vídeos.

Esto incluye seleccionar un codec de vídeo y otro de audio, la encapsulación y los subtítulos. Hay codecs adicionales de vídeo y audio, así como encapsulaciones.

Con esto ya hemos convertido nuestro vídeo u otro archivo multimedia. Es conveniente utilizar VLC para convertir vídeos si ya lo tenemos instalado en el sistema.

Parece que no es posible convertir varios vídeos a la vez y guardarlos como archivos separados, al menos no en la interfaz gráfica de usuario.