Parks and Recreation es una excelente comedia, una serie con el formato típico actual de las series de TV cómicas, de 21 minutos de duración semanal.

Hasta ahora las series de este tipo más destacadas para mí eran las típicas “The Office”, “The Big Bang Theory” o “How I Met Your Mother” (que es bastante mala, por cierto) y otras. Estas series, incluso The Office en las últimas temporadas, quedan en ridículo al lado de Parks And Recreation, e incluso compite bien con Community.

La serie trata sobre los trabajadores de un ayuntamiento en su sección de “parques”, que por supuesto, es lo de menos. Todos los personajes son excepcionales, empezando por Leslie Knope (Amy Poehler) que da vida a todo.

Una tarde me puse a ver un capítulo sin saber casi ni lo que era a falta de algo mejor, y el resultado es que me encuentro con una de las mejores series, no solo cómicas, que existen ahora mismo en la TV americana.

Leslie Knope (Amy Poehler) es el mejor personaje y el protagonista. Vive para el trabajo, es hiperactiva e inaccesible al desaliento. El segundo personaje que más me gusta es April Ludgate (Aubrey Plaza), una joven becaria a la que no le importa nada absolutamente nada. Y pr supuesto, otro personaje fuerte, el libertario Ron Swanson (Nick Offerman), que trabaja para el gobierno pero que si fuera por el lo suprimiría por completo.

En la tercera temporada, que acaba de terminar, se incorporaron a casting, Rob Lowe y Adam Scott, éste último un gran actor que no se cómo no está haciendo más cine después de verle en The Vicious Kind.

En definitiva, una de esas series especiales a las que esperar impacientemente cada semana.