Se introducen los pies en agua con los llamados peces Garra rufa, que limpiarán toda la piel muerta de los pies de forma tan eficiente como los profesionales de la pedicura.

El precio por sesión ronda los 20 euros, por los que cientos de peces hambrientos te dejarán los pies como nuevos:

vídeo.