Es un manjar de lujo para los paladares más exquisitos. Y sin embargo, el caviar negro pronto podría convertirse en más asequible después de que científicos rusos hayan descubierto una técnica para la recolección de los huevos sin matar al esturión.

Si se aplica, podría traer de vuelta los días en que las familias podían disfrutar de caviar sin romper el banco.

Los suministros limitados y la producción larguísima – hacen de esta delicatessen de lujo uno de los alimentos más caros del planeta. Sin embargo, pronto puede ser una cosa del pasado ya que los científicos rusos han creado una nueva forma sostenible de producción de caviar.

“Tenemos un bester aquí – un híbrido entre el esturión y la beluga. Un hermoso pescado, pero también muy resistente y productivo “, dice Igor Burtsev del Instituto de Investigación de Pesca de Rusia.

Burtsev ha estado trabajando con el esturión toda la vida e incluso tiene una especie que lleva su nombre. Gracias a unas condiciones de vida especiales que él creó, sus peces maduran tres veces más rápido que en la naturaleza. Por lo tanto el caviar puede ser cultivado durante todo el año.

Burtsev también está detrás de una técnica única para cosechar las huevas sin matar a los peces. En lugar de ser sacrificados, al igual que en otras partes del mundo, a los peces hembra se les “ordeña”, suavemente y sin causar daño.

Cada vez que un pez se ordeña puede producir hasta un cuarto de su peso en caviar. Este enfoque no sólo hace al caviar más accesible, sino también ayuda a preservar esta especie cada vez más escasa y hermosa.

Una vez Rusia tuvo alrededor del 90 por ciento de las poblaciones de esturión del mundo. Pero por el cambio de siglo, el esturión salvaje se quedó cerca de la extinción, y los cazadores furtivos tuvieron mucho la culpa.

Para preservar lo que quedaba, Rusia suspendió la cosecha comercial en 2002. Cinco años más tarde, la venta de esturión y caviar negro fue prohibida por completo. La caza furtiva aumentó, al igual que los precios.

Ahora, el país está tratando de volver a los días embriagadores de la abundancia del caviar Soviético.

La explotación de esturión más grande de Rusia cuenta con agua artesiana, alimentos orgánicos para peces, e incluso tratamientos de spa para sus habitantes. El jefe de este oasis, dice que todo esto conduce a un hecho ineludible.

“Un consumidor no profesional difícilmente será capaz de decir la diferencia entre el caviar silvestre y de cría. De hecho, puede probarlo – y si tiene buen sabor, significa que el caviar es el nuestro “, dijo Vladimir Yefimenko, Director de Diana Fish Trading.

Con todo esto, la mayoría de los expertos coinciden en que la demanda siempre supera a la oferta. Y a pesar de que el caviar negro puede llegar a ser más barato, nunca será barato.

rt.