Google Maps ha enfurecido a los funcionarios y residentes de Emden, un pequeño pueblo de Alemania, mediante la colocación de su puerto en los Países Bajos. La ciudad de Emden a través de su ayuntamiento ha estado tratando durante más de un año que Google les devuelva su puerto, bajo soberanía holandesa en la mayoría de los mapas de Google Mapas.

La ubicación exacta de la frontera entre Alemania y los Países Bajos ha sido cuestionada desde el siglo 15. Bing Maps tiene el borde correcto (al menos según la perspectiva alemana), según el informe.

Esta no es la primera vez que Google Maps ha estado involucrado en una disputa fronteriza. Google Maps fue acusado cuando Nicaragua cruzó a territorios de Costa Rica, reclamándolo como parte de su país el año pasado.

Más en SU (en alemán).