Mover la cabeza en plan heavy podría dañar el cerebro

heavy cabeza

heavy cabeza
heavy moviendo la cabeza
La música alta daña los oídos, esto lo sabíamos ya, pero recientes investigaciones señalan que mover rápidamente la cabeza mientras escuchamos heavy, o música similar, podría dañar el cerebro, provocar un esguince cervical o incluso una trombosis.

Todo depende del ritmo de la canción. Cuanto más rápido es el ritmo, más rápido se mueve la cabeza y por lo tanto más posibilidades de provocarse daño cerebral. Para protegernos de este peligro, debemos reducir el tempo del movimiento.

Pero todo va bien mientras no movamos de forma imprudente la cabeza mientras escuchamos heavy, porque sabemos que el Heavy Metal atrae a los jóvenes superdotados.